Lo debes saber para organizar y hacer una mudanza

(11 jul 2009) ¿Quién no ha pasado por una mudanza? ¿tú no? Es posible que algún día te veas con necesidad de hacerlo, ya que es una actividad con mucha frecuencia dentro de nuestra sociedad y en todo el mundo se realizan miles de mudanzas a diario a consecuencia de compras y alquileres de todo tipo de propiedades aun si la consigues totalmente equipada. Siempre habrá algo que mudar contigo.

Debes tener un plan

La persona que ya experimentó una mudanza sabe perfectamente las consecuencias de no tener un plan que contemple un programa en tiempo y forma de actividades. En una mudanza sin plan puedes tener: perdida de objetos, daños en los muebles, contratos exprés y tener que dar para el “refresco” porque algo no estaba contemplado, cambio de presupuesto acordado por mayor volumen de embalaje, servicios sin garantía ni responsabilidad por deterioros, falta de seguros, en fin una mudanza desastrosas y estresante.

Ánimo, respira profundo y aprovecha esta oportunidad, ya que en la mudanza puedes depurar y organizar tus pertenencias para un sano comienzo de vida en tu nueva propiedad, ya sea para vivir o trabajar en ella. Una mudanza se programa una vez que hayas finalizado el proceso de compra-venta o de arrendamiento de un bien inmueble y de haberte cerciorado que cubre las expectativas de confort y seguridad que necesitas.

No pospongas planificar y organizar el empaque de tus pertenencias. Sea que tú lo hagas o contrates una empresa especialista para estar listo ese día. Infórmate bien sobre lo que implica una mudanza, eso puedes hacer que sea realmente sencilla.

Tipos de mudanzas

Es importante saber de antemano que tipo de mudanza vas a realizar porque es el primer punto para iniciar tu presupuesto. Los tipos de mudanzas que hay son:

Mudanzas locales y estatales

Son las que se realizan dentro de la misma ciudad. Prácticamente estas mudanzas resultan económicas y puedes acarrear hasta con el jardín. Las empresas de alquiler de camiones generalmente cobran por horas o por día, más un cargo por kilómetros recorridos.

Si no son muchas las pertenencias a mudar y al ser una distancia corta, en este tipo de mudanza, podemos ser nosotros mismos quienes llevemos a cabo el traslado, sin necesidad de contratar a una empresa especialista. Podemos hacerlo poco a poco apoyándonos con alguna camioneta de alquiler, para realizar los transportes de los objetos más pesados y voluminosos.

Mudanzas nacionales

Son las que se dan a otro estado (provincia) dentro del mismo país. Es recomendable considerar contratar una empresa especialista para mudanzas, ya que por lo regular son muchos kilómetros de viaje. En algunos países este tipo de mudanzas son reguladas por el gobierno federal y sus precios son de acuerdo a una lista fija de tarifas y cargos, que valúan el volumen de carga y la distancia hasta la nueva propiedad.

Si prefieres alquilar un camión: las empresas suelen tener tarifas de ida solamente, ofrecen un número fijo de kilometraje, cobran por los que se excedan y quizás tenga que pagar por ciertos materiales para proteger y cargar muebles. Es importante que adquieras un manual del consumidor y consultes todo con relación a tus derechos y responsabilidades de traslados.

Mudanzas Internacionales

Cuando cambias de residencia hacia otro país es sin duda de las mudanzas más complejas. Pueden ser terrestres, por avión o en contenedores por barco, aunque quizás este tipo de servicios se emplea en mayor medida cuando la distancia geográfica así lo exige.

En este caso convendría valorar varios presupuestos de empresas especialistas. Las empresas de mudanzas internacionales con experiencia en el mercado realizan inspecciones antes y después de la mudanza para corroborar que todo salga bien. Al mismo tiempo, brindan asesoramiento en temáticas como legislación aduanera e importación, entre otras cuestiones. Es de suma importancia estar informado previamente.

Contratar una empresa o mudarte por ti mismo

En una mudanza hay que planificarla con cuidado especial ya que cualquier error puede hacerte perder tu gran inversión no solo de dinero sino de valores sentimentales, por lo tanto tu prioridad es asegurar adecuadamente tus pertenencias y determinar si quiere usar una empresa profesional de mudanzas o hacerlo tú mismo.

Hacer nuestra propia mudanza

Las mudanzas que son organizadas por nosotros mismo suelen ser menos costosas que contratar a una empresa profesional de mudanza. Pero hay algunos puntos que te sugiero consideres antes de agarrar la aventura. Debes decidir sobre lo siguiente:

Escoger la mejor empresa de mudanzas

Si cuentas con suficiente presupuesto y no cuentas con tiempo para mudarte por ti mismo, entonces no deje para último momento la búsqueda de una empresa que se encargue de tu mudanza. Puede obtener información de algunas con tu agente de bienes raíces, por la Internet, periódicos y directorios telefónicos. Asegúrate de obtener mínimo tres presupuestos por escrito de empresas donde mencione que clase de seguro ofrecen para ti y sus bienes por lo menos dos meses antes de la fecha prevista.

Cada empresa ofrece niveles distintos de servicios en su rango de precio y requerimientos. Hay algunas que sólo se presentarán para mover sus pertenencias, mientras que hay otras que tienen servicios más completos diseñados especialmente por profesionales donde tienen todo incluido. Hay empresas que hacen de todo, desde encontrar un hogar para usted, pasando por empacar y mudando todo del lugar. Algunas hasta lo pueden ayudar a desempacar sus cosas.

Solicita a las empresas información acerca de los momentos en los que sus servicios suelen ser más costosos. Muchas veces mudarse en fin de semana suele ser más caro o más barato que a mitad de la semana.

Es importante que solicites a las empresas la visita de algún técnico para corroborar la cantidad de pertenencias que vas a mudar. Mantén ordenada tu casa antes de que llegue el técnico, esto facilitar la elaboración de un mejor plan de mudanza, inventario y un presupuesto exacto. Revisa con mucho cuidado que los seguros que ofrecen las empresas cubran con todos los riesgos de tus pertenencias.

¡No temas pedir referencias! investiga a las empresas antes de contratarlas. Busca sus referencias, quejas o comentario en cuanto a los servicios que ofrecen para que no te lleves sorpresas de cómo trabajan. Confía en las conocidas o de amplia trayectoria, las que aseguran por escrito que su personal y equipo técnico ofrecen todas las garantías y experiencia en el área. Apóyate en la Cámara de Comercio local de la seriedad de las empresas de mudanzas.

Precios de la mudanzas

Lo determinan tres factores: distancia, tamaño y peso. La distancia no sólo se deberá tener en cuenta, en cuanto al número de kilómetros a transportar, sino además la cobertura geográfica de la que la empresa disponga. El tamaño y el peso, cuanto más espacio ocupe y más pesados sean nuestras pertenencias para su embarque, mayor será el precio. Es como en los servicios de correo o mensajería.

Otros factores que determinarán el precio final de la mudanza:

La mudanza es una oportunidad para empezar de nuevo y con el pie derecho. Antes de mudarte finiquita todos tus pendientes referentes a la propiedad que estas desalojando, sino probablemente tendrás que regresar a tus viejos rumbos para terminarlos con muchos contratiempos por no considerarlo.

8 Tareas por hacer con 4 semanas de anticipación

  1. Realiza una lista de todas las actividades y gastos de tu mudanza ya que éstos podrían ser deducidos de sus impuestos, dependiendo de los detalles de tu mudanza. Consultar con tu asesor de impuestos para salir de dudas.
  2. Cuando se muda una familia y hay niños de por medio, lo primero que debe de hacer es buscar una escuela que cubra la expectativa de la que están dejando: buen ambiente estudiantil, nivel académico respetable. Solicita información y referencias de la escuela. Los pequeñines resultan ser los más afectados en este tipo de movimientos por la desubicación de su entorno. Es por eso que hay que estabilizarlos lo más pronto posible, te recomiendo familiarizarte con maestros de la nueva escuela y algún grupo de padres de familia, y si es posible localiza alguna clase extracurricular para crear dinámica con mas niños y no dar cabida a la nostalgia.
  3. Realizar todos los trámites necesarios para cambiar documentos y asegurar tu nueva propiedad como más te convenga. Pregunta a la empresa de seguros de tu auto qué opciones de cobertura ofrece. En caso de ser necesario vender tu auto, consígnalo a una agencia o puedes intentar con mucho tiempo de anticipación venderlo por ti mismo.
  4. Si posees seguro médico finiquita toda deuda y solicita te den un respaldo del expediente familiar y si es posible solicita recomendación de profesionales médicos en tu nueva residencia o puedes apoyarte en el directorio de la localidad para tener a la mano algunas opciones.
  5. Cancela todo tipo de servicios contratados en la propiedad que estas dejando, tal como electricidad, teléfono, agua, gas, así como cualquier otro suministro. También verificar si puedes tramitar el cambio de los servicios a tu nueva dirección y no olvides siempre tener resguardados los documentos de comprobación de todos los tramites, cambios o pagos realizados para evitarte malos entendidos en el futuro. "Cuentas claras, amistades largas".
  6. Efectúa todos tus pagos pendientes de las cuotas mensuales de cualquier lugar del que seas miembro: gimnasio, clubes de cualquier tipo. Solicita que pasen tus datos hacia las sucursales de tu nueva residencia (en caso de existir) para realizar esas mismas actividades. En caso de no haberlos, previamente investigar sobre lugares similares para que llegues preparado y no rompas tu esquema de vida.
  7. Muy importante tener cuidado con los bancos. Solicita te reasignen una sucursal en tu nueva residencia, pueden surgir problemas en el futuro si llegaras a realizar alguna transacción y te pidieran acudir a la sucursal donde estas inicialmente registrado. Notifica tu cambio de Residencia. No solo por tu importante identificación oficial, ni por las suscripciones anuales del periódico o de la revista de modas, sino por toda tu correspondencia personal. No querrás que tu información privada caiga en manos extrañas.
  8. No hay nada mejor que despedirse correctamente. Reparte información de tu nueva dirección en caso que desees conservar tus amistades. Coordina con tu agente inmobiliario la limpieza de la casa que vas a ocupar y que se encuentre perfectamente libre de problemas para cuando llegues.

¡Si no lo ocupas, no te lo lleves!

Sé muy sincero contigo mismo y por más difícil que resulta aprovecha tu mudanza para desacerté de todas las cosas que ya no ocupas. Según el feng shui es una oportunidad de “liberarte” y purificar tu espacio.

Desocupa ordenadamente armarios, cómodas, libreros, cajones, en fin cualquier lugar donde guardemos objetos y pueden seleccionarlos sobre una lona en el piso en dos partes: "los que ocupas y los que no más". Clasifica por tipo de objeto, digo con esto por ejemplo: en un lugar los juguetes, en otro la ropa, libros, CD’S, etc. Toma tiempo para preguntarte con qué frecuencia utilizas cada objeto, lo práctico que es y que tan pendiente lo tienes en tu mente o a la vista.

Este ensayo te ahorrara tiempo, dinero en embalaje y tendrás un espacio más para un objeto realmente útil en tu vida cotidiana. Te ayudará saber que todo lo que no se ha usado en últimos 6 meses es muy difícil volverlo a usar.

Verifica el estado de las cosas que utilizas a menudo y para tus vacaciones y valorar si aguantan un uso más, si no, deséchalo.

¡No corras riesgos!

Si tienes niños muy pequeños asigna el cuidado de tu más preciado tesoro a una persona adulta de tu completa confianza durante el embalaje y la carga. Si tienes mascotas piensa en la mejor manera de trasladarlas. Pide a un vecino que te los cuide o lo puedes dejar en una habitación para asegúralas mientras dure todo el movimiento, ya que siempre estarán las puertas abiertas y puedes perderles.

Materiales para embalar y empaquetar

Siempre tienes que estar prevenido con los materiales para realizar tu propio embalaje, ya que dependiendo del tipo de cosas que quieras mudar depende el material que vas a necesitar para proteger lo más que se pueda, de preferencia consigue todo el material que vas a requerir con anticipación para iniciar el proceso de empaque. Para el embalaje en una mudanza no debe faltar:

Cómo embalar y empaquetar

Es muy importante enumerar cada caja que embales e inventaríes. De manera independiente anota en una hoja una relación de los números de las cajas, el contenido y el lugar de la casa donde ha de colocarse. Empaca las cosas pesadas en cajas pequeñas y resistentes para que no se desfonden y dañen al caer, así será fácil la maniobra en el asenso y descenso de la mudanza.

La cinta de embalaje deberá colocarse siempre sobre las juntas de las cajas y en las partes centrales en el ancho y alto para crear una envoltura sólida. Para la cubrir los muebles utilizar pliegos de plástico burbuja y atarlos con cuerda o cintillas plásticas de gran seguridad. No coloques la cinta adhesiva directo sobre los muebles, ya que harás mucho coraje cuando la despegues y veas el daño en los acabados.

Recomiendo hagas uso de bolsas plásticas para clasificar tu ropa y posteriormente resguarda en cajas de cartón para evitar que por alguna razón se manchen por escurrimiento de líquidos. Si prefieres puedes optar por meterlas en baúles plásticos o conseguir envolturas especiales para su embalaje. Antes de embalar tu computadora realiza un respaldo de seguridad, evita ponerla junto a objetos que generan magnetismo. De preferencia llévala contigo.

Descongela el refrigerador de alimentos y no dejes alimentos o transportes cosas dentro. Bloquea las partes móviles de tus electrodomésticos y muebles, ejemplo: el tambor de la lavadora y la secadora de ropa, las puertas de los armarios, cajones, para evitar se dañen. No muevas los electrodomésticos pesados y voluminosos sobre sí mismos mientras los instalas en el vehículo de transporte.

¡Cuidado con el despiece!

Insiste en empacar todas las partes referentes a los objetos que se desarmen, por ejemplo lo focos cerca de las lámparas, la TV con su control remoto, cables, etc. Las partes pequeñas de los objetos pueden ser embolsadas y pegadas con cinta adhesiva sobres el objeto o dentro de la caja, por ejemplo: los ganchos de las cortinas junto con ellas, los tornillos con las repisas, así evitarás tener problemas al armarlas por perder piezas.

Cómo mudar objetos frágiles

Debes asegurarte de reforzar bien la base de las cajas con cinta de embalar. Posteriormente forma una capa de pequeñas bolas hechas con papel periódico y cubre el fondo de las cajas que vas a utilizar para embalar, con una altura de 5 cm. Coloca primero los objetos más resistentes, los recubres nuevamente con una capa de bolas de papel y así sucesivamente hasta llenar la caja.

Especifica de forma muy visible (mayúsculas, color llamativo que contraste) la palabra "FRÁGIL" o colocar etiquetas con esa indicación, para que al transportarlas en la mudanza se traten con cuidado y se ubiquen en un lugar especial.

Para envolver tu vajilla (porcelana, vidrio, etc.) intercala entre cada plato un plástico de burbujas acolchonadas (bullpack), o una hoja de cartón grueso. Lo mismo para tus vasos y copas, introduce bolas de periódico o cartón y envuélvelos con burbujas plásticas. Puedes utilizar paños de tela o incluso tus manteles de mesa para proteger las esquinas de la caja y se mantengan estables ante los movimientos.

Escoge cajas que sean sólidas y pequeñas para levantarlas con facilidad. Una vez terminado el embalaje de los objetos de todas las habitaciones realiza cuidadosamente una última revisión para asegurarte de no olvidar nada.

Saca provecho a lo que no te llevas

Verifica el estado en el que se encuentran las pertenencias que ya no vas a utilizar y tomate tu tiempo para asignarle precios. Anúncialos para su venta en Internet,  el periódico, visita las universidades o a personas que alquilan propiedades. Ayuda mucho si les tomas fotografías.

También puedes organiza una venta de garaje, invita a tus vecinos y amigos. Te facilitará mucho su venta si los clasificas por tipo de muebles, electrodomésticos, tipo de cosas. Puedes probar la venta de tus cosas por lotes a un 30% a 50% de su valor real. Hay tantos métodos y posibilidades para que logres venderlos, ya que actualmente mucha gente compra cosas de segunda mano siempre y cuando los precios sean razonables.

Si por cosas del destino no dispones de tiempo ni energía para este tipo de actividades, te recomiendo donar tus cosas a alguna institución de beneficencia o a tus vecinos que lo necesiten.

Importante durante la mudanza

Mantén siempre contigo la lista del plan de mudanza para que todo salga lo mejor posible. Programar todos los gastos que impliquen tu desplazamiento: Combustible, verificar todos los detalles de los vehículos que vas a ocupar (llantas, liquido de frenos, limpiaparabrisas, luces, etc.) El consejo que considero muy importante es encargarse personalmente de asegurar todos los artículos de valor: joyas, documentos personales y financieros. Tenerlos a la mano, en particular lo necesario para la inscripción en las escuelas, como actas de nacimiento, certificados médicos, credenciales, pasaportes.

Todo lo de valor sentimental para ti colócalo en el equipaje que llevaras contigo en tu automóvil o en el avión. No deje estos artículos con la empresa de mudanza. Ten a la mano, copias de las llaves de tu nueva propiedad. Botiquín de viaje para primero auxilios. Nunca falta que suframos una cortadita, dolores de cabeza, resfrío y no hay nada mejor que estar prevenidos.

Lleva contigo objetos personales de aseo y pasatiempo: pasta dental, cepillo dental, papel higiénico, jabón, shampoo, toallas de baño, frazada, juguetes, CDs, un libro, varias mudas de ropa para que utilices al menos en el tiempo que dure la instalación en tu nueva propiedad. Cada miembro de tu familia puede hacer su propio maletín de mano.

Lleva algunos utensilios de cocina: sartén, un par de refractarios, cucharas, vasos y platos desechables. Investiga previamente la ubicación y los horarios de los restaurantes y supermercados, te sacaran de apuros ya que las mudanzas suelen dejar hambrienta a la familia.

Llevar bolsas para dormir o algunas colchonetas de tela por si llegaras antes que el camión de la mudanza. Te saldrá mucho más económico que recurrir a un hotel. Ten herramientas a la mano para desarmar las camas y otros muebles. Así como suele ser estresante empacar también lo es desempacar y acomodarse en un nuevo sitio.

Elabora un plan en conjunto con tu familia, para que se conviva dinámicamente, mientras se desempaca y ordena. Piensa en alternar un tiempo de trabajo y otro de diversión con juegos de mesa. Así mantendrás gastando las energías de tus hijos acumuladas durante el viaje y lo mejor estarán siempre frente a tus ojos.

Prohibido en la mudanza

Ley de oro. No introducir en el transporte de la mudanza combustible, objetos inflamables tales como pinturas, aceite, encendedores, cerillos, sprays para cualquier tipo de usos, desodorantes, espuma de afeitar, así como productos de limpieza. Lee las características e indicaciones de los productos que pretendas llevar y si estos dicen inflamables ¡NO LOS LLEVES!

Si tienes contrato con empresa de mudanza verifica.

  1. Te recomiendo lleves a cabo una cuidadosa supervisión para que las cosas se hagan de forma correcta.
  2. Supervisa las técnicas del embalaje y verifica que la calidad de los materiales sean buenos y destinados para cada tipo de cosas a resguardar.
  3. Revisa que tu inventario sea el que posea la empresa encargada de realizar la mudanza y exige que la copia esté firmada por acuerdo de contenido.
  4. Vigila que el personal de la empresa sea cuidadoso en el manejo de sus cosas y también sean escuchadas sus solicitudes u observaciones, no se quede con dudas en caso de que vea o sienta algo sospechoso.
  5. Llega antes que la empresa de mudanzas al nuevo destino, así podrás vigilar la descarga de tus cosas, verifica el estado de tus cosas conforme las descargan y al inventario. Así mismo coordina que se vayan destinando al sitio que les corresponde.
  6. Ten a la mano el contrato y las pólizas de seguros por parte de la empresa para consultar cualquier duda o llevar a cabo reclamo.
  7. Cuenta con el pago para la mudanza y una propina para que puedas finiquitar sin ningún problema.

Si llevaste a cabo los consejos y todo lo anterior para preparar tu mudanza, no debería de haber ningún problema de vajilla rota, ropa desparecida o cualquier otro tipo de pérdida, merma y contratiempos. Resultará todo un éxito.

Autor: Mario Romero

Emprendedor web, Webmaster, Programador y DB Admin. Admirador de la arquitectura lo relacionado a inmuebles.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

1 comentarios

Mario | 18 jun 2010 | Responder

Hola,a mi me fueron de mucha ayuda estas recomendaciones. Aunque mi mudanza fue dentro del mismo estado, fue muy practico llevar a cabo los consejos, ya que anteriormente tuve una experiencia desastrosa:(

Publicaciones relacionadas

Como elegir una vivienda y lo que debes saber

La búsqueda de una nueva propiedad para habitar es siempre una tarea que debe llevar cierta dedicación. Recuerda que posiblemente te quedes con ella por el resto de tu vida para luego ser transferida a tus herederos. Por ello no es

7 tips para un picnic exitoso y no fallar en el intento

Consideramos que un picnic, para ser llamado como tal,  debe ser en un lugar que estés disfrutando de la naturaleza. Permite sentarte en el suelo y que la relajación entre a tu cuerpo, disfrutando de la compañía de tu familia, amigos

Cómo hacer tu casa más eficiente en energía

Hay muchas maneras fáciles muy eficaces y de bajo costo que podemos hacer en nuestros hogares actuales para mejorar (reducir) el uso de energía. En este artículo se describe la más básica de las medidas, así como algunas que son un

Muebles de cocina y baño con sistema domótico para hacer más accesible la vivienda

Hasta hace pocos años la tecnología domótica ha sido incluida con mucha fuerza en los diseños de vivienda. Considerando que los espacios de estas viviendas suelen estár basados en medidas estándar y la disposición de elementos como

Cómo elegir estantes para organizar nuestro hogar y oficina

Por lo regular en nuestro hogar u oficina hacemos uso de muchas cosas que requieren estar en un sitio específico y a la mano. Para optimizar los espacios en la organización de nuestras cosas, una muy buena opción es el uso de estantes

Elegir el mejor local para tu negocio: 7 observaciones que no debes olvidar

Si eres un autónomo (o emprendedor) que ha iniciado en casa y has hecho las cosas muy bien que ahora vas para montar un negocio en la calle; o ya eres dueño de negocio pero buscas un nuevo lugar, seguramente quieres rentar un buen