Guía y consejos sobre cómo fotografiar inmuebles en venta o renta

(04 may 2009) En muchas ocasiones hemos utilizado los servicios de Internet para difusión de nuestros inmuebles ya que sabemos que hoy en día es de las mejores maneras de llegar a compradores potenciales inmediatamente. Impresionar depende de que incluyas diversas fotos en la web y que logres capturar en ellas el encanto de tu propiedad.

¿Tienes agente inmobiliario?

En caso de contar con un agente para la venta o renta de tu casa o departamento consulta su web y observa la calidad de fotografías que exponen de las propiedades, así tendrás una idea de lo que puedes obtener y de lo que quieras solicitarle.

Si no tienes agente puedes optar por contratar un fotógrafo profesional pero te costará sus honorarios o bien puedes hacerlo tu mismo. Si eres bueno para la fotografía no tendrás ningún problema para capturar el mejor perfil de la fachada y de los interiores de tu casa o departamento, pero. ¿qué hay de las personas que no saben hacer una buena toma? Para todas esas personas y para los que quieran estar enterados a continuación les doy unos consejos prácticos de cómo darle una maquillada a tu casa, así como vario tips para lograr una exitosa sesión de fotos.

Procedimiento para las fotos del inmueble

La trasformación de cada espacio.

Sala: Observa que no haya ningún objeto que no pertenezca a la sala. Evita tomarle fotos después de la “noche de fiesta” y aparezcan botellas, sabanas, almohadas y hasta aquel que quedó dormido. Acomoda los adornos de forma sencilla y no satures el espacio con mucho de ellos.

Comedor: Que no te pase por la mente fotografiar tu comedor una ves que la familia o los amigos terminaron de comer y aun quedan restos del esqueleto del pollo frito que degustaron. Mejor haz uso de la vajilla que tenias guardada o la que recién compraste y decora con ella la mesa como para una ocasión especial por ejemplo: coloca un sencillo centro de mesa, copas o vasos de vidrio, una botella de vino, en fin has que luzca tu buen gusto en el acomodo de los utensilios y manteletas que pretendas enseñar.

Este tipo de fotografías hará volar la imaginación del cliente y deseará verse en ese espacio. En caso de que no estés muy cómoda con tu decisión puedes apoyarte con la opinión de la familia, una amiga, en alguna revista o en el Internet o simplemente que el comedor se vea despejado y limpio.

Cocina: Te recomiendo evitar tomar fotografías de un tu día cotidiano, ya que no es de buen gusto que aparezcan las ollas sobre la estufa, el cereal sobre el desayunador, el trastero lleno, tus condimentos fuera de su sitio, mil cosas sobre el refrigerador, en fin. Mantén despejada toda el área de trabajo; puedes colocar algún juego de toallas de manos y adornar con algún frutero sobre el desayunador. Mantén las puertas de las gavetas cerradas y por supuesto que se vea rechinando de limpia tu cocina.

Recamara: Te aconsejo que mantengas desalojada el área de tal forma como si entras a un cuarto de hotel. Nada sobre el tocador, nada sobre los burós excepto alguna lámpara o reloj despertador. Si en ese momento la habitas coloca momentáneamente todas tus cosas en un closet pero mantenerlo cerrado. Viste la cama con un edredón o cobertor y sus respectivas almohadas que se vea muy alineada la cama, puedes decorar con unos cojines o bien usa tu buen ingenio.

Patio, terraza y jardín: Evita captar en estos espacios la existencia de cosas sin uso. Por ejemplo: amontonamiento de las cosas que te dejaron de servir dentro de la casa y te cuesta trabajo deshacerte de ellas; tal como un sillón viejo que le sirve de cama al perro, la estufa y el ropero que te regalo la abuela o material sobrante de la ampliación de la casa, así como tendederos de ropa, etcétera.

Cómo fotografiar la propiedad

Elegir el mejor perfil: Te recomiendo que en interiores y exteriores fotografíes cada espacio desde una esquina o desde el paso de la puerta para incluir la mayor cantidad del cuarto como sea posible. Esto proporciona mayor contexto. Al fotografiar el exterior del inmueble, además de la foto frontal usa un ángulo permitiendo que los clientes vean la profundidad del departamento o casa. Evita tomar fotos de postes, cables y basura ya que estos denigran la fotografía.

La iluminación: Trata que esté siempre a tu favor, con la luz se puede dar muchos efectos al objetivo que deseas captura, pero en estas fotos nos interesa que sea claras lo más posible. Si tienes todo un proyecto de luces en tu casa, puedes hacer una toma de día y una de noche para lucirte. Lee las instrucciones de tu cámara para elegir la modalidad que necesitas (día-noche).

El área de interés: Es decir que si vas a capturar el comedor éste deberá estar dentro de los límites de tu lente y no en segundo plano ya que muchas veces el objetivo se vuelve indiferente cuando se deja través de un espacio. Todas las cámaras digitales tienen vista previa así que puedes guiarte en ella. Para este tipo de fotografías en interiores te recomiendo que las hagas de forma horizontal, salvo casos donde requieras mostrar detalles de piso a techo de gran interés.

Objetos completos: Es recomendable tomar fotos panorámicas en los interiores en caso de no estar limitados por muros y para lucir la distribución de lo espacios. Ejemplo si tu objeto es la sala puedes tomarla en conjunto para evitar de que solo salga la parte del sofá y de un sillón. Cuida no cortar arriba o abajo para que no se perciba incompleto.

Personas o mascotas: Ni uno ni otro. Evita capturar a personas que estén pasando o secciones de ellas como brazos, piernas, los zapatos, etc. Evita fotos movidas o borrosas con tan solo sostenga la cámara firmemente con las dos manos y con los codos pegados al cuerpo, apoyarse en algo o arrodíllate y enfoca con precisión al objeto. Oprima el disparador suavemente y sin mover la cámara.

Últimos consejos

Evita que los dedos, el cabello, la correa de la cámara tapen parcialmente el objetivo en la lente. Sujetar la cámara bien nivelada en el momento de disparar; ya que puede producir el efecto llamado “horizontes inclinados”. Da varios flashazos y haz muchas tomas de diferentes ángulos. Puedes echar un vistazo a las fotos que tomaste y si no te gusta solo es cuestión de borrarla de la memoria.

Selección de fotos

Si concluiste la sesión de fotos y tienes todo bajo control puedes bajarlas a tu computadora e iniciar la selección por eliminación sencilla, por ejemplo si tomaste 6 fotos de cada espacio elije las 3 mejores de cada uno, sepáralas y posteriormente utiliza tu buen juicio para determinar una por cada espacio.

¡Listo, a subirlas a la web!

Fuentes de información

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Autor, Mario Romero

Emprendedor web, Webmaster, Programador y DB Admin. Admirador de la arquitectura lo relacionado a inmuebles.

Publicaciones relacionadas